¿Por qué debes registrar tu marca?

Registrar tu marca debería ser una de tus primeras tareas cuando tienes claro que quieres lanzar un proyecto profesional y quieres vivir de tu pasión. ¿Por qué? Para ahorrarte sorpresas y sustos en el futuro, cuando tu negocio empiece a ser rentable. Y es que si has pasado por el proceso de naming de tu empresa sabrás lo complicado que es encontrar un nombre que te guste, que suene bien y que se identifique contigo. Por eso debemos protegerlo desde el inicio.

registrar_marca_crim2Registrar tu marca no es obligatorio, pero si recomendable. Y es que te puedes encontrar en una de estas dos situaciones:

  • Alguien registre tu marca antes que tú y te veas obligado a cambiar el nombre. ¡Por el momento no conozco a nadie a quien le haya pasado!
  • Alguien empiece a usar tu mismo nombre y no puedas impedírselo porque el nombre de tu marca no es de tu propiedad aún. ¡Tampoco conozco ningún caso!

Esto no quiere decir que tengas que abrir ahora mismo la página web de la Oficina Española de Marcas y Patentes y rellenar ya los impresos de solicitud, no. Lo primero que debes hacer es valorar en qué punto de desarrollo de negocio te encuentras. No es lo mismo estar en un proceso de definición y test que ya tener tu propia web o tienda online con sus correspondientes redes sociales. Es seguramente en este punto cuando debes plantearte seriamente registrar tu marca.

Puedes hacerlo tú mismo

Ya sabes que conseguir papeles oficiales no es tarea fácil, pero con un poco de paciencia puedes hacerlo tú mismo desde la página de la Oficina Española de Marcas y Patentes. Deberás leer cuidadosamente el manual del solicitante y cumplimentar los formularios poco a poco. Es posible que te toque llamar a la oficina para que te digan en qué categoría de Niza debes incluir tu proyecto (cuantas más categorías elijas, más caro es el registro) porque es una auténtica aventura descifrar dónde van. Otra opción es que contrates algún abogado especializado en estos temas o “engañes” a algún amigo que no tema al lenguaje administrativo para echarte una mano.

Una vez hayas rellenado los papeles, pagado las tasas y enviado la solicitud, te tocará esperar unos meses hasta que te digan si la marca por fin es tuya y, cuando te la concedan, será de tu propiedad durante 10 años. A partir de aquí ya podrás ponerle el deseado símbolo de marca registrada ® para que todo el mundo sepa que es tuya y que solo tú puedes usarla.

 

No Comments

Post a Comment

*